Lunes a Viernes 08am : 04pm con cita previa. 787-786-7605

Artículos

 

Venas y arterias

Gran cantidad de personas en los estados unidos y puerto rico sufren de la condición conocida como venas varicosas que son la dilatación patológica de las venas y que presentan síntomas como son dolor en las extremidades calambres y edemas.

El tamaño puede variar y por lo tanto el tratamiento también es variable las mas pequeñas (reticulares) son amenables al tratamiento con láser o escleroterapia, las mas grandes pueden ser controladas eficientemente con cirugía., ejem. Stripping, ligaduras y flebectomias.
Todas estas modalidades de tratamientos están disponibles en Soluciones Vasculares. Estos tratamientos pueden ser aplicados por razones clínicas y también cosméticas pero antes de aplicar dichos tratamientos se hace una evaluación completa del paciente que incluye examen físico y el uso de ultrasonido para descartar la presencia de insuficiencia venosa que es en general la causa y raíz del problema.

El tratamiento actual de la insuficiencia venosa pude llevarse a cabo con láser endovascular o radio frecuencia, estos tratamientos son llevados acabo de manera ambulatoria en Soluciones Vasculares.
El manejo de las llamadas venas reticulares se lleva acabo con láser o escleroterapia.

Problemas Arteriales

Los problemas de obstrucción arterial puede ser agudo o crónicos., los crónicos son producidos por la arteriosclerosis obliterante, ejem. Diabéticos o fumadores y la combinación de ambas presentaciones es frecuente. Los síntomas de la presentación aguda son dolor en la extremidad afectado con cambio de coloración y temperatura y se producen generalmente por embolizaciones de coágulos ., ejem. Fibrilación atrial con embolicacion a diversas partes del cuerpo., ejem. Cerebrovascular o Periférica. Este tipo de problema debe ser manejado por un cirujano especializado en el sistema circulatorio y preferiblemente dentro de las primeras 6 horas.
El síntoma característico de la presentación crónica es la claudicación intermitente que no es más que dolor con el ejercicio y que se mejora con el reposo. Esta situación debe ser manejada con ultrasonido arterial y probablemente arteriografía. Muchos de estos casos pueden ser manejados por dilataciones percutáneas o cirugía.